La corrupción en Springfield

Durante toda la serie, los políticos aparecen representados por personajes despreciables: son incompetentes, algo estúpidos, corruptos, no se preocupan de los problemas de la sociedad, se dedican a enriquecerse… Todos coincidiremos en que nos encontramos ante una buena descripción del político estándar.

Si algo caracteriza a los político de Springfield es su facilidad para ser corrompidos. El dinero les seduce y hacen cualquier cosa para conseguirlo. En varios capítulos el mismo alcalde de la ciudad es sobornado por empresarios, mafiosos… etc, que le ofrecen dinero a cambio de que el Ayuntamiento les de permiso para realizar obras de dudosa legalidad.

nixon_quimbyEl alcalde Joe Quimby es el ejemplo perfecto del político incompetente y corrupto. Es un personaje sin cualidades positivas, y todo lo que él simboliza son valores rechazables y repudiables. No deja de ser irónico que sea el representante de la sociedad springfildiana.

Sus principales aficiones son el dinero y las mujeres. Con esta carta de presentación no es de extrañar que sea incompetente, ya que no atiende a las demandas del pueblo ni se preocupa por los problemas de la gente. Ya tiene suficiente trabajo preocupándose de sí mismo.

La mayoría de las veces podemos encontrarlo rodeado de mujeres jóvenes y hermosas, que son sus amantes. Por supuesto está casado (como buen cristiano), pero eso no le impide pasar algún rato con otras mujeres.

Captura de pantalla 2013-01-29 a las 10.55.52

En el capítulo Krusty, caballero sin espada (Temporada 14), el alcalde Quimby hace cambiar la ruta de los aviones para que no pasen por encima del hotel al que va con sus amantes y no le molesten.

Se presenta como algo machista, ya que trata y ve a las mujeres como objetos. En el capítulo Marge encadenada (Temporada 4) decide sacar a Marge de la cárcel, pero no por convicciones morales, sino por no perder el voto femenino.

Además, muchas veces lo vemos piropeando sin respeto a mujeres de cualquier edad.

Captura de pantalla 2013-01-29 a las 10.57.13En el capítulo El alcalde y la mafia (Temporada 10) Joe Quimby le da la contrata de la leche escolar al capo de la ciudad, Tony el Gordo, para que sea su organización la que provea de leche a los colegios. “Los niños necesitan leche y yo necesito dinero” dice el alcalde al cerrar el trato.

Al descubrir que la leche la extraen de ratas, Joe Quimby se escandaliza y le dice enfadado a Tony el Gordo: “¿Ratas? ¡Es asqueroso! Acordamos que perras como mínimo!”

Las relaciones entre la mafia y la política no tienen lugar únicamente en la imaginaria Springfield. Es una realidad en varios países. NOTICIA: Mafia y política en la Italia de Berlusconi (El País, Mayo 2008)

En el capítulo Rescataron el cerebro de Lisa (Temporada 10) el grupo de inteligentes de la ciudad acuden al despacho del alcalde para demandarle un cambio en la política local. Quimby piensa que le han pillado por algún caso de corrupción, y rápidamente grita: “¡Gané el dinero en la lotería! ¡Lo juro!”.

Después de destruir las pruebas que puedan incriminarle en algún caso ilegal, el alcalde huye de la ciudad. Es una escena en la que se ven dos cosas muy típicas de los políticos: la mentira y la evasión de responsabilidades.

 

En el capítulo Marge encadenada (Temporada 4) vemos un ejemplo más de la incompetencia del alcalde (que, recordemos, es la representación de los políticos en general). Cuando una epidemia llega a Springfield, él emite el siguiente comunicado:

 

Pero no sólo es corrupto, irresponsable e infiel, además es estúpido. Se deja engañar fácilmente por empresarios estafadores, como ocurre en el capítulo Marge contra el monoraíl (Temporada 4), cuando un extraño llega al pueblo con la idea de instalar un sistema de transporte urbano ruinoso.

En este capítulo tenemos otro ejemplo de la avaricia del alcalde. El señor Burns ha tenido que pagar al pueblo tres millones de dólares como multa, y se organiza una reunión para decidir qué hacer con esos tres millones.

 

Lo cierto es que no es de extrañar que un político, aprovechando su posición de poder, intente ganar o beneficiarse. Es lamentable, pero no podemos negar que ocurre de forma generalizada. La degradación de la política en las sociedades “desarrolladas” del S.XXI es tal, que muchos demandan con urgencia una regeneración política total.

El problema es que los políticos son los representantes de la sociedad, y si tenemos esos políticos, quizás es porque los merecemos. El electorado no se caracteriza por ser muy inteligente. RELACIONADO CON: Yo voté a Kodos.

De todas formas la ficción supera a la realidad, al menos en el caso de Springfield, donde la corrupción y la incompetencia de los políticos es más que evidente.

De hecho, el símbolo del Ayuntamiento de Springfield incluye una frase que, aun estando en latín, no es nada sutil: “Corruptus in extremis”. Además, si nos fijamos bien, vemos que el águila de cabeza blanca (emblema de Estados Unidos), lleva agarrados un fajo de billetes y una copa de alcohol en cada pata. 

1195712832_f

Extremadamente corruptos. Y además disfrutando de la vida con dinero en una mano y alcohol en la otra. Esta es la imagen que los guionistas de Los Simpson quieren dar de los políticos.

¿Están exagerando o realmente son así? A veces la realidad sí que supera a la ficción.

NOTICIAS RELACIONADAS:

La corrupción de desborda en España (La Vanguardia, Enero 2013)

¿Por qué hay tanta corrupción en España? (El País, Marzo 2009)

El diccionario de la corrupción en España (ABC, Enero 2013)

Cuánto ha costado a las arcas públicas la corrupción política (El Economista, Enero 2013)

¿Hay antídoto contra la corrupción? (Público, Enero 2012)

La corrupción política también se ve muy claramente en el capítulo La familia viaja a Washington (Temporada 3), cuando un congresista se deja sobornar por una empresa de explotación forestal. El empresario le presenta en dos imágenes cómo está el Parque Natural que quieren talar y cómo acabará estando. La frase es muy buena:

“Este es el Parque Natural de Springfield y nuestro objetivo es talarlo. Podrá comprobar en esta fiel representación artística que está lleno de árboles viejos, secos y caducos. Nuestra compañía de explotación forestal acabará con toda esa maleza, ayudando de esa forma a la Madre Naturaleza.”

talar

Ciertamente la fiel representación artística de la izquierda presenta un bosque donde los animales sufren, y la imagen de la derecha nos muestra un entorno mucho mejor, donde los animalitos conviven en tranquilidad (y hasta toman el té).

Esta escena del empresario y el congresista termina con el soborno y unas carcajadas, ante la triste mirada de Lisa, que había confiado en el político.

RELACIONADO CON: La filosofía de Lisa

 

Este político, lejos de avergonzarse y de arrepentirse, continua realizando actos de corrupción, aceptando dinero a cambio de permitir proyectos que atentan contra la naturaleza o contra los valores morales.

En el siguiente video lo vemos dando el permiso para iniciar una prospección petrolífera en la cabeza de Theodore Roosevelt, en el Monte Rushmore. Aunque es una situación rocambolesca y en tono de humor, cosas peores se han visto en la realidad.

Referencias:

CAPÍTULO: La familia viaja a Washington (Temporada 3)

CAPÍTULO: El alcalde y la mafia (Temporada 10)

CAPÍTULO: Marge contra el monoraíl (Temporada 4)

CAPÍTULO: Marge encadenada (Temporada 4)

Captura de pantalla 2013-02-07 a las 19.49.31

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s