Silvio Rodríguez – La familia, la propiedad privada y el amor

cabeceraLat2

Uno de los cantautores más importantes de Latinoamérica es sin duda Silvio Rodríguez, nacido en Cuba en 1946. Su obra está repleta de hermosas canciones de amor y de profundas poesías que tratan de remover conciencias. Además de bellas canciones como “Ojalá” o “Mi unicornio azul”, encontramos odas a la revolución como “La canción del elegido”, y también críticas a la sociedad

a

a

El derrumbe de un sueño,
algo hallado pasando,
resultabas ser tú.
Una esponja sin dueño,
un silbido buscando,
resultaba ser yo.

Cuando se hallan dos balas
sobre un campo de guerra
algo debe ocurrir
que prediga el amor
de cabeza hacia el suelo
una nube vendrá
o estampidas de tiempo
los ojos tendrán.
Fue preciso algo siempre
y no fue porque tú
tenías lazos blancos en la piel
tú, tenías precio puesto desde ayer
tú, valías cuatro cuños de la ley
tú, sentada sobre el miedo
de correr.

Una buena muchacha
de casa decente
no puede salir
qué diría la gente 
el domingo en la misa
si saben de ti.
Qué dirían los amigos,
los viejos vecinos
que vienen aquí.
Qué dirían las ventanas,
tu madre y su hermana
y todos los siglos de colonialismo español
que no en balde te han hecho cobarde.
Qué diría Dios
sin amas sin la Iglesia y sin la ley,
Dios, a quien ya te entregaste en comunión,
Dios, que hace eternas las almas de los niños
que destrozarán las bombas y el napalm.

El derrumbe de un sueño
algo hallado pasando
resultabas ser tú
Una esponja sin dueño
un silbido buscando,
resultaba ser yo.

Busca amor con anillos
y papeles firmados
y cuando dejes de amar
ten presentes los hijos,
no dejes tu esposo,
ni una buena casa,
y si no se resisten,
serruchen los bienes
que tienes derecho también
porque tú
tenías lazos blancos en la piel
tú, tenías precio puesto desde ayer
tú, valías cuatro cuños de la ley
tú, sentada sobre el miedo
de correr.

Comentario y reflexión

Esta canción es un tributo al ensayo de Federico Engels “El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado” que se rebela frente a los valores conservadores de la familia burguesa: “Una buena muchacha de casa decente no puede salir / qué diría la gente el domingo en la misa si saben de ti”.

La letra de la canción es una crítica a la esteriotipada concepción social de la familia, que liga el amor matrimonial con la propiedad privada y los logros materiales y de influencias.

Para desarrollar la idea, el autor entrega una serie de figuras literarias:
El derrumbe de un sueño agitado (eufemismo) sueños rotos de la amada.
Una esponja sin dueño (metáfora) alguien solitario esperando absorber experiencoas de amor en su ser.
Campo de guerra (metáfora) escenario complicado y adverso.
Lazos blancos en la piel (metáfora) persona de raza blanca.
Sentada sobre el miedo de correr (metáfora) falto de valor para abandonar las ataduras.

a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s